funcionarios || preguntas frecuentes || mapa || contáctenos || enlaces || intranet

Boletines Estadísticos
Guías Médicas
Guías de Autocuidado
Anuario
Informes de Gestión
Estudios
Plan Estratégico Institucional
Plan Operativo Institucional


MEMORIA INSTITUCIONAL 
 
  














 

Memoria Institucional 2001
Oficina de Comunicaciones - Superintendencia de Entidades Prestadoras de Salud

Descargue el texto completo de la Memoria 2001 de la SEPS en versión acrobat reader.

Memoria2001.zip (7,652 Kb)


Presentación

A nivel del Sistema, cabe destacar un ligero incremento de la población asegurada total, pese al decrecimiento general de la economía. En efecto, a Diciembre de 2000 el sistema contaba con 325,930 asegurados totales, mientras que a diciembre de 2001 se alcanzó la suma de 335,943, lo que indica un crecimiento del 3% respecto al año anterior. Este indicador considera tanto a los titulares de los seguros regular y potestativo, como a sus derechohabientes e incluye, además a quienes se encuentran amparados por el Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo (SCTR) que cubre el riesgo de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

No obstante, si se mide la evolución de aseguramiento regular en forma aislada, es decir, de aquellos que tienen un trabajo dependiente, tenemos que, mientras en el Ejercicio 2000 el número total de asegurados era 240,084, en el año 2001 esta cifra ascendió a 227,577, lo que evidencia una disminución de la población asegurada del orden del 5%. Esto se explica por la caída del empleo, el cierre de algunas empresas y, fundamentalmente, por el estancamiento del proceso de reforma establecido en la Ley 26790 que previó un ajuste programado, cada dos años, del listado de capa simple a cargo de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) y del crédito contra los aportes a ESSALUD, de manera que el crecimiento del mercado privado de Seguridad Social en Salud se produzca gradualmente y sin afectar la estabilidad económica de ESSALUD. Esta norma no se ha cumplido y, por ende, el Sistema no ha podido crecer brindando acceso a los trabajadores dependientes de menores ingresos al Sistema Privado, pese a la propuesta formulada por la SEPS en ese sentido.

Asimismo, los altos índices de siniestralidad experimentados por el Sistema de EPS durante el año 2000, han mostrado una tendencia a la baja, como respuesta a las medidas correctivas que para la prestación racional y honesta de los servicios ha dispuesto la Superintendencia.Por otro lado, se ha continuado con la revisión y actualización permanente de la normativa vigente, habiéndose emitido, durante el año 2001, diez normas adicionales que contribuyen al mejoramiento del Sistema. También se ha fortalecido el proceso de supervisión, con la finalidad de fiscalizar el desempeño de las EPS en resguardo de los derechos de los asegurados.

A nivel institucional, se ha venido cultivando el hábito del planeamiento y pensamiento estratégico que sumado a un plan de capacitación y formación sustentado en ciertos valores éticos fundamentales como honestidad, transparencia y austeridad, vienen dando forma a una cultura organizacional sólida, al servicio del bien común. Para ello, se ha recurrido a una política laboral basada en la promoción de la dignidad y realización del ser humano, mediante el desarrollo de sus potencialidades, propiciando la identificación y cultivo de valores éticos, la adquisición de multihabilidades, la capacidad de trabajo en equipo y de adaptación al cambio y el espíritu de servicio.

Sin embargo, el Sistema de EPS será un aliado estratégico del Seguro Social y de los seguros públicos orientados a la población en situación de pobreza, sólo en la medida en que se adopten los ajustes propuestos por la SEPS u otros que profundicen la complementariedad entre los esfuerzos públicos y privados, tales como la Ley de Aseguramiento Obligatorio de los Trabajadores y Profesionales Independientes con capacidad de contribución y la reestructuración del crédito contra los aportes a ESSALUD y el incremento del listado de diagnósticos a cargo de las EPS (capa simple). Ello implicaría una sensible descongestión del Seguro Social y evitaría que la población con capacidad de pago succione recursos del subsidio destinado a los pobres.

Dr. Juan Felipe Isasi Cayo
Superintendente

 

SEPS ©2007 Todos los derechos reservados.

 
INICIO